noviembre 23, 2009

¿ USTED, QUE ES?


Una simple pregunta referida a orientación política o ideológica con resultados frecuentemente mortales, jamás se vuelve de un minuto de silencio en responder.

Tanto es así que cada vez con mayor frecuencia veo gente colgándose etiquetas por anticipado, que les permitan eludir la pregunta.

Los jóvenes adultos las prefieren celestes, soy liberal. Solo requiere citar cada tres minutos a Alberdi, no es preciso haberlo leído, basta memorizar algunas; tener en la mesa de luz a Ayn Rand, memorizar los apellidos de los colaboradores de una docena de blogs y mechar permanente expresiones inglesas en la conversación.
Los de economía y administración de empresas las proveen a granel por quintal. Forman parte del argot que permite apartar a los no iniciados. La modalidad de exclusión de librepensadores y cabezas abiertas que comparten liberales y zurditos totalitarios.
No todo es trabajo y sacrificio hay mucha seducción que atrae polillas a la llama.

Suena distinguido, es de gente bien educada y mejor aprendida huele a billetera y cuenta bien provista. Son las víctimas y perseguidos por todos los malos ordinarios del mundo: comunistas, islámicos y revolucionarios y amados por las exclusivas minorías de anormales………………………… …………………………………………... Usted lo dijo.

Sorprendidos en una contradicción la respuesta correcta es: soy pragmático, una definición que habilita a todo en función de la utilidad. Su paradigma sería: Es bueno, doy trabajo y trae progreso. ¿Le suena?

Tanto a evolucionado la cuestión que ya tenemos peronista liberales.*

A los adultos maduritos, salvo que vengan del palo, les produce comezón lo de liberales, independientemente del contenido ideológico, es históricamente una mochila demasiado pesada para cargar gratuitamente.
Podrán ser radicales o peronistas renovadores, demócratas o republicanos indefinidos.

Curiosamente no existe ninguna posibilidad de ser conservador una incoherencia antónima del progresista, en teoría ni mejor ni peor que las otras, pero… el termino ha sido vaciado de contenido y rellenado de sensaciones. Es antisocial y antipopular. Sentencia inapelable y punto.

Lo definitivamente importante es estar dentro del sistema, causante de todas nuestras desventuras.
Dentro del cajón de las manzanas podridas para echar a los gusanos.

Para finalizar una sugerencia atendiendo que son muchos que padecen estas preguntas impertinentes. Diría que once de cada diez preguntas en conversaciones sociales o encuestas son envenenadas, parten de un sofisma o condicionan la respuesta, en este caso es que hay que ser políticamente definido dentro del esquema conocido.
Pare la pelota y de vuelta la pregunta, si la contesta como viene entra en la trampa. ¿Por qué hay que elegir de un muestrario que no me gusta ni pienso comprar? O Hablemos y saque sus conclusiones si tiene suficientes caramelos en el frasco para hacerlo.
Más correcta o más terminante según la ocasión y quien tenga delante, a tal señor tal honor.

*
Peronistas liberales o leones herbívoros

3 comentarios:

Pepe dijo...

Muy buena observación en excelente artículo.

Ricardo García Fernandez dijo...

jaja debe haber muchos de los que nombra amigos de su amiga María Zaldivar.!!!

LSO dijo...

Ricardo: No recuerdo haber nombrado a nadie, en cuanto mi amiga como usted dice,y a mucha honra, tiene capacidad y honestidad intelectual suficiente para elegir sus amigos y no estar en la bolsa de gatos a la que hago referencia.