febrero 10, 2009

EUTANASIA O CRIMEN CONSUMADO




"Eluana es una mujer sana", confirma neurólogo de la familia Englaro

Udine, Eluana Englaro è morta

Pese a Berlusconi y el Vaticano, Eluana pudo morir según el deseo de su familia

MILLONES DE MANOS LA ASESINARON

Que Dios los perdone, no saben lo que se estan haciendo.
Curiosamente se unieron en Italia y el mundo, comunistas, liberales, moderados, tolerantes, humanistas, y toda clase de idiotas que se creen modernos y progresistas.

Nada nuevo, todos los ateos juntos, para los que nada diferencian a un ser humano de una cucaracha.
Y digo ateos sin discriminar, los filosóficos que prenden argumentar y probar su pensamiento y los militantes, que se proclaman creyentes y viven como si Dios no existiera.

Buena muerte, ¿cual es el sufrimiento que se quería evitar?

No estaba artificialmente mantenida con vida, no estaba enchufada a la moderna técnica médica, solo había que darle agua y alimento al igual que a millones de seres humanos que padecen limitaciones, alguien que haga las compras, prepare el alimento y se lo administre. ¿Queda claro? Tan viva estaba que biológicamente podría haber concebido y como cualquier mujer dar vida.

No es posible alegar “encarnizamiento terapéutico” ni la utilización de recursos extraordinarios para mantener la vida., como si algún profesional tuviese el poder de hacerlo.

¿Existe, me pregunto, alguna ley que establezca que solo merecen estar vivos aquellos que hablan, parecen lúcidos, caminan y se valen por si mismos?

Se la mato de hambre y de sed, ni siquiera la falsa piedad que se tiene con los peores criminales: una inyección letal instantánea. Había que ganar tiempo, para que los medios de comunicación sembraran veneno y los políticos demagogos, legalizaran el asesinato.

Para tener una aproximada idea de quienes son los responsables que con su adhesión consumaron este crimen inhumano, basta recordar que del universo de lectores del diario La Nación, clase medio alta para arriba, supuestamente no ignorantes ni desinformados, el 67% adhiere al asesinato en su encuesta.

¿Por qué los padres, después de 17 años deciden eliminarla, es el momento políticamente correcto para disparar otro misil contra los credos religiosos que defienden la vida que es don y voluntad de Dios?

1 comentario:

Diego Lorente dijo...

Totalmente de acuerdo. El rollo del mensaje lacrimógeno para eliminar a los "humanoides" que no consumen (impedidos, comáticos o molestos no nacidos), tiene un gran aliado: la tibieza contra la que tanto luchó Jesús el nazareno y secundan/secundaron tantos ilustres que en este mundo son y han sido. Tiempos amorales nos toca vivir y con el gran desafío de nadar contracorriente. Ánimo y un abrazo.