enero 18, 2017

ESTS NO ES MI GUERRA



ESTA NO ES MI GUERRA

Suena a consigna de la hora. No puedo meterme ni salir por aquello de la siniestra herencia recibida en la nación y en la ciudad.

 No se avanza, permanece ni retrocede.

Navegando al garete, sin patrón, estrellas ni horizonte; es decir a lo que venga y queda claro que si viene va a llegar

Analistas, gobernantes y especuladores esperando  la colisión para lamer las migas.

Pues estamos en las manos de Dios y eso finalmente es bueno y más seguro que en los proyectos de tanta rata ilustrada por más que una vez más será verdad de Perogrullo que no hay mal que por bien no venga; cada uno dejará en el amasijo un jirón del propio cuero, de su ego y soberbia porque supongo nadie presume de inocente.

Por eso no escribo actualizaciones hace tiempo, la suerte está hechada: “Alea jacta est”

¿Qué viene? A quien le importa si ya está en el zaguán.

Me duele la impotencia y mucho más me dolería sumarme al desquicio por eso leo y releo



La Carta esférica, Falcó y el Puñal, Pérez Reverte y Jorge Fernandez Diaz, duros muy duros como el pan de cada día y a tono con el momento.

 Tres épocas, tres ámbitos y un denominador común: el muestrario de constructores de civilizaciones, libertadores, los sabelotodo y los puros que bajo la mesa truecan a su madre a su hermana y a sus hijas por un becerro de oro, un titular o 5 minutos de fama global..

Vacaciones, lectura. No es casual hay un tiempo para cada cosa.

1 comentario:

Alejandro Silva Ortiz dijo...

Felicitaciones! El Regreso del Guerrero.